• Home
  • CONTROL DE LA PROGRESIÓN DE LA MIOPIA

CONTROL DE LA PROGRESIÓN DE LA MIOPIA

La miopía junto con la hipermetropía y astigmatismo se conocen como defecto refractivo. La miopía es progresiva e irreversible cuando es debida a un aumento del crecimiento del globo ocular propio del proceso de desarrollo. Ello produce visión borrosa de lejos que es necesario compensar con distintos medios para permitir que tengamos visión nítida.

Fuente: Brien Holden

La miopía suele aparecer en edad infantil. Tiene un carácter dinámico, por lo que una vez establecida, aumenta de forma progresiva. La prevalencia de la miopía a nivel mundial está aumentando de forma muy significativa. Actualmente, se considera que está en niveles muy elevados, situada a niveles epidémicos en algunos países como China, en la que un 65% de la población es miope o Taiwán, que se sitúa en un 81%. En países occidentales, se sitúan estos niveles en torno a un 35%. Según investigaciones, se proyecta que para el año 2050 cerca del 50% de la población mundial será miope. Por eso, ante esta situación, actualmente se considera necesario establecer sistemas diferentes de los que se hacían hasta ahora para el manejo de la miopía, permitiendo un control de la progresión. 

Hasta ahora, los tratamientos que se realizaban se limitaban a poner la graduación necesaria para compensar la miopía existente y permitir una buena agudeza visual, esto es el tamaño de letras que somos capaces de discriminar. Sin embargo, se sabe que este manejo es insuficiente para controlar su evolución.

Progresión estimada del error refractivo para un niño de 6 años con corrección convencional y con una estrategia de compensación que controle el 30% de la progresión.

Practical applications to modify and control the development of ametropia. Sankaridurg, Holden. Eye (2014)

¿Cuáles son los problemas relacionados con la existencia de miopía y su rápida progresión?    

Principalmente es el aumento de probabilidades de la existencia de patologías oculares  (desprendimiento de retina, degeneración macular miópica, glaucoma y catarata) lo que supone un riesgo de discapacidad visual y ceguera junto con el gasto sanitario que ello produce. Por ello, tratar la progresión de la miopía, ralentizándola se considera una necesidad terapeútica a nivel mundial.

¿Qué podemos hacer ante un aumento de miopía?

Hay diversos aspectos a tener en cuenta si en su caso o de su hijo, hay una progresión de de  miopía rápida y con corta periodicidad:

  • Acudir a un profesional especializado con estos tratamientos y acreditado para el manejo de control de miopía.
  • Este profesional estudiará el caso teniendo en cuenta los factores de riesgo así como la progresión de miopía que hasta ese momento se ha producido. Con toda la información obtenida de la evaluación optométrica, se establecerá un protocolo de actuación.  
  • Junto con la evaluación optométrica, es necesaria una valoración oftalmológica de fondo de ojo y otras estructuras oculares con el fin de descartar patologías.

¿Qué podemos ofrecer?

En nuestra clínica de Optometría contamos con profesionales acreditados para el manejo de la progresión de miopía. Tras una evaluación optométrica y teniendo en cuenta muchos factores tanto de riesgo de progresión de miopía como la situación personal de cada paciente, se recomendarán los sistemas más adecuados.

¿Qué sistemas se pueden utilizar para hacer un buen manejo del control de la progresión de la miopía?

Entre los diferentes sistemas existentes podemos destacar por la mayor eficacia:

Tu privacidad es importante para nosotros Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (e.g., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”    Más información
Privacidad